Mabel Katz es una autora y oradora internacional reconocida como la autoridad principal del Ho’oponopono. Su lema es: “La paz comienza conmigo. Si estoy en paz, el mundo que me rodea estará en paz.” Mabel Katz participó en la primera edición de Being One Forum en Madrid y este año repite en Valencia.

¿Quién es Mabel Katz hoy, aquí y ahora?

Soy una embajadora de paz que está tratando de llegar con mis mensajes a mucha gente tratando de abrir puertas, de llenar de paz más corazones en el mundo. La paz como sabemos comienza con nosotros, de ahí el nombre de mi campaña: “Paz conmigo, paz interior es paz mundial”. Si logramos que más gente esté en paz, criaremos a niños más felices, crearemos comunidades más felices, haremos un mundo más feliz.

¿Es más feliz ahora o antes de conocer Ho´oponopono?

Ahora. Antes era muy infeliz, buscaba justamente la felicidad en los lugares equivocados, fuera de mi, pensando que las cosas materiales o las personas me harían feliz. Eso no quiere decir que uno deba convertirse en un ermitaño, sin bienes materiales y sin relacionarse. Al contrario, se trata de disfrutar más de esas cosas, valorarlas cuando vienen, ser agradecido con lo que ya tenemos en lugar de estar mirando lo que nos falta, o comparándonos, o compitiendo, y no trabajar para conseguir todo eso, sino trabajar por el amor y la felicidad. Porque el dinero y todo lo demás sigue al amor.

¿Cómo cuatro palabras pueden cambiar una vida?

Yo digo que incluso menos de cuatro palabras. Un simple gracias, un simple te amo, te transforma. Porque eso es no resistir. Nos pasamos la vida resistiendo, pensando, preocupándonos, tratando de tener razón. Se trata de mostrar la otra mejilla, no para que nos peguen, sino par decir: “no importa quien tenga razón, elijo ser feliz.”

¿Así de sencillo?

Bueno, las cuatro palabras que hicieron famoso al Ho´oponopono, lo siento, perdóname, gracias, te amo, son muy sencillas porque Dios es sencillo. Dice: “pueden seguirme a mi o pueden seguir a su intelecto”. Entonces cuando repetimos estas palabras estoy parando a la que llamo yo “la loca de la casa”, la que habla todo el día, la que opina, la que cree que sabe…para poder hacerlo como Dios quiere, no como yo quiero.

Si tuviera que elegir una de las cuatro (te amo, lo siento, perdóname, gracias) ¿con cuál se queda?

Con gracias.

Repite en la segunda edición de Being One Forum, ahora en Valencia. ¿Va a volver a levantar a la gente de la silla?

Espero que sí. Espero que la gente tenga ganas de moverse, de abrazarse y conectarse. Yo creo que lo más importante para mi es que se quieran mover de contentos por haber encontrado algo dentro de ellos que no sabían que lo tenían, o lo habían olvidado, que conecten con algo que tienen dentro y no buscarlo fuera más. Y eso da mucha paz.

En una palabra, qué es ¿Being One?

Empoderamiento, comunidad, conexión, oportunidad. Lo siento, no pude describirlo en una sola palabra (risas).

En una sensación, ¿cómo percibe la energía de Valencia?

Muy linda. Después de la experiencia de Madrid vamos a tener mucha gente que viene ya sabiendo la energía que se crea en Being One, y mucha gente que sabiendo lo que pasó dice: “esta vez no me lo pierdo”. Muchos hombres y mujeres con ganas de cambiar el mundo.

“Deseo poder escuchar a Dios más clarito”

En una frase ¿qué le pide a la vida?

Más conexión con Dios, más directa, más clara.

En un abrir y cerrar de ojos ¿cuál es el próximo milagro que desea cumplir?

El que Dios quiera, yo no pido, no hago planes, no me pongo metas. Entonces el que Dios considere, porque siempre me está sorprendiendo. Deseo el milagro de poder escuchar a Dios, ¡directo, en mi oído, más clarito! (risas)

¡Nos vemos en Valencia!

Consulta el programa de Being One Forum 2018.

Share This