“Cuando vi la entrevista que Mercedes Milá le hizo a Antonio Moll, sentí que ese era mi lugar”

Isabel Puertas es una empresaria valenciana experta en gestión y dirección de empresas. Está especializada en sanear y recuperar empresas estancadas, elevando la facturación en cortos períodos de tiempo. En 2017 decide vender sus compañías y reenfocar su carrera profesional a su gran pasión: el crecimiento personal. Tras acudir a la primera edición de Being One Forum en Madrid, siente que ese es su lugar. Decide contactar con el fundador de Being One, Antonio Moll, y le propone unir sus caminos y dar forma a la nueva etapa de Being One. A finales de 2017 Isabel Puertas asume la dirección general, promoción y gestión empresarial de Being One en colaboración con otros empresarios y profesionales afines. Poco tiempo después nace Being One Forum Valencia.

  • ¿Cómo apareció Being One en su vida?

Being One llegó a mí mediante una entrevista que Mercedes Milá le hizo a su  fundador, Antonio Moll, y que rápidamente se convierte en viral por las redes sociales. Justo en ese momento, estaba atravesando una situación personal en la qué siento que tengo que soltar mis empresas porque, pese a que me apasiona lo que hago, personalmente no me llena, me falta algo. Era muy consciente de que quería dedicarme a mi gran pasión; el crecimiento personal y la comunicación, pero no sabía muy bien cómo.

  • Y luego, ¿qué pasó?

Después de ver la entrevista no me lo pensé ni un instante, sentí una gran intuición y me dije: “yo tengo que ir al evento”. A partir de ese momento comienzo a interesarme por el proyecto y a seguirlo de cerca. Compré una entrada Centaurus que me permitió conocer de cerca el evento, lo que más deseaba era sentir la esencia de Being One y encontrarme con su fundador, Antonio Moll.

  • ¿Y lo consiguió?

Conseguí mucho más que eso. Lo que llegué a vivir durante los tres días del evento en Madrid no puede expresarse con palabras. Fue algo mágico, hay que vivirlo. Lo primero que sentí fue una gran conexión. Estaba rodeada de personas que pensaban y vibraban en la misma sintonía que yo. Being One supuso un antes y un después en mi vida, sentí tanto amor incondicional que durante un mes cambiaron mis valores de tal forma que no había juicios, todo fluía armónicamente. Mi visión del mundo se transformó, una energía muy poderosa me invadió y tuve clara mi misión de vida. Me enfoqué en ello sabiendo que podía hacer mucho bien a esta sociedad, pues se me potenciaron las cualidades que me habían traído hasta Being One.

  • Alguna revelación más

Sí, como he comentado, sentí la revelación de mi misión de vida. Sabía que mi sitio era Being One.

“Tengo un don natural para conseguir mis objetivos”

  • ¿Por qué lo tuvo tan claro?

Being One potenció y confirmó muchas de las capacidades naturales que me fueron otorgadas y que he ido desarrollando durante toda mi vida. Supe que todo lo que había hecho, laboral y personalmente, había estado encaminado a trabajar para llegar a Being One con el bagaje necesario para gestionar un evento de esta magnitud. Vamos, que me habían formado para ello. 

  • Being One es un proyecto muy grande, ¿no le da miedo?

Para mí Being One es un regalo. ¿Miedo?, el miedo limita y yo lo que he sentido es algo muy grande que no tiene límites y que ha inundado mi corazón. Una mañana del verano de 2016 me levanté y algo en mi interior me dijo: “suéltalo”. Y supe que tenía que vender mis empresas. Una vez tomé la decisión, fueron apareciendo las personas apropiadas para realizar el cambio. Aparecieron también terapias y herramientas de crecimiento personal que me ayudaron en el proceso, todo fluyó. Y finalmente, apareció Being One. Es un regalo de la vida. Es lo que quería y sentía. Me siento muy agradecida y honrada por ser la elegida para liderar este proyecto. Espero estar a la altura

  • ¿Cómo nace el nuevo Being One Forum?

Pues de forma mágica el universo hace que Antonio y yo nos conozcamos y decidamos unir nuestras pasiones. Aunque tengo que decir que no me lo puso fácil, jeje. Menos mal que soy una mujer guerrera y tenaz, con mis objetivos muy claros. Así que finalmente sucedió. En menos de media hora ambos supimos que queríamos trabajar juntos. Yo le dije: “Antonio, cuenta conmigo y hazlo en Valencia, tu ciudad.” A los pocos días me llamó y me dijo: “lo hacemos”.

Share This